sábado, 16 de enero de 2016

Comentario Crítico.

La soledad de los números primos.

El libro que vamos a comentar es la soledad de los números primos. Este libro fue escrito por Paolo Giordano, un escritor italiano ganador del premio “Strega” con esta novela. Como dato curioso esta novela gusto tanto a los lectores que fue llevada al cine. Paolo durante su vida ha publicado otros muchos libros y además de escritor es físico y guionista.

La novela comienza con dos personas en su época infantil como una pequeña introducción para que luego entendamos el carácter tan peculiar que ambos poseen y lo que lo causó.

Los dos protagonistas principales eran Mattia y Alice. Mattia estaba traumatizado desde pequeño cuando de camino a un cumpleaños abandono a su hermana gemela en el parque y esta al ser retrasada se perdió. Alice era una niña que estaba peleada con su padre por obligarla a hacer esquí y por ello tener un accidente que la dejó coja de por vida.

Ambos protagonistas se encontraron en el instituto al presentarlos una amiga de Alice, Viola. Estos dos empezaron a verse pero Mattia nunca era capaz de expresar lo que sentía por ella debido a su actitud introvertida causada por ese trauma.
El autor compara a ambos con los números primos gemelos como son el 11 y el 13, ya que estos están cerca pero no se llegan a tocar y además forman parte de una determinada parte de los números muy escasa: los números primos, que tienen características que otros números no tienen.

Este libro muestra los problemas que tienen los adolescentes de una manera exagerada, posiblemente para que nos impacten más y nos demos cuenta. Alice, por ejemplo tiene anorexia, cada vez más común entre los jóvenes buscando siempre la estética perfecta mientras que Mattia por ejemplo nunca sobrepasó el abandono de su hermana y su vida está continuamente marcada por esto, tanto sus decisiones como sus acciones.

Durante el libro nos va contando el desarrollo de la trama amorosa de estos dos personajes y como al no llegar a congeniar Alice se busca otro esposo con el que el autor pone de manifiesto otro de los problemas de la actualidad: la violencia de género.


Al finalizar el libro ambos intentan volver a rehacer sus vidas juntos, pero como “números primos” que son, no pueden estar juntos y así acaba la novela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario